voces

No es que sea esquizofrénico, aunque la siquiatra insista en encerrarme, en atarme con mangas de dos metros para que sea libre dentro de mi bata en blanco llena de palabras que se repiten (y que sólo yo veo).

Trato de plasmar las sinapsis antes de que se apaguen, glifos, el canto fractal del pájaro de las cuatrocientas voces.

Otra en crimentales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s