receso

Desde que cumplió años, el año pasado, nomás no se halla. Allá, un año antes, llenó libretas y hoy no hay nada que decir. Mucho ruido y pocas nueces. Hizo un libro de humor y otro de amor, una dedicatoria y ningún comentario, varios cientos de lectores y poca lectura, lecturas públicas y dolores privados, inventó un personaje pero nada quedó ya de su personalidad, ya no es, hay insultos (cuando bien le va) o silencios en lugar de diálogo.

Esto no es lo que quería.

Sin contar las de otros lares, pergeñó unas 1971 entradas,
y ya quiere escribir una salida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s