A propósito del morbo*

Es un interés malsano, se dice, por una persona o una situación. Los chismes en facebook, los realities, la vida de los perdedores o de los asesinos seriales, la infidelidad, la sangre o los negocios truculentos. La política y el sexo, la religión o el sufrimiento.

En un mundo narcisista, por lo menos el morbo nos hace mirar al otro, sentir empatía o envidia por aquel en el que nos reconocemos. El narcisista es hueco, el morboso forma parte de. Piensa mal y acertarás, dicen. La cosa es que hay que pensar. Y ya es ganancia.

El morbo es, pues, una pulsión que hermana a Eros y Tánatos, una fascinación irracional por algo, un ansia por saber, que como todo puede llegar a ser enfermedad, pero no siempre lo es. Digamos que el morbo puede dar lugar a una parafilia o a una monomanía. Y que rico.

“Ningún artista es nunca morboso. El artista puede expresarlo todo”, escribió Óscar Wilde. El morbo, lo prohibido, lo que provoca risas o sonrojo, está en los ojos de quien mira, el espectador, pero también está en los personajes y que los personajes fascinen no cualquiera lo hace: Las mil y una noches no existirían si no fuera por el morbo de Schariar ante las historias de Scherezada, y nunca se hubieran descubierto los secretos del señor Hyde o de Dorian Grey si no fuera por el morbo de sus vecinos. Así, a veces, nos asomamos a la vida y la muerte de seres escritos. Ojalá se leyera más, al menos por morbo y no por obligación.

Sin pensamientos insanos no se puede avanzar como sociedad. Y no nos referimos a lo sexual, o no sólo a, sino a los pensamientos poco convencionales o atípicos, que analizan, auscultan, no dejan detalle alguno sin revisar en nuestro actuar como grupo, como conjunción de personas. George Orwell les llamaba crimentales: pensamientos que van en contra de lo oficial.

La cultura no puede estar separada de la política, y el puro arte no debe ser la única oferta cultural del Estado. El arte no es un adorno sino parte de la vida de la comunidad, y en Morbo lo sabemos.

* Texto de Alexandro Roque para la presentación de la revista Morbo en el Palacio Municipal de San Luis Potosí, organizada por la Dirección Municipal de Cultura, el 17 de julio de 2013. Comentarios de David Ortiz Celestino.

morbosos3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s