Vigilia

Como Caronte, Morfeo exige tributo para pasarnos al otro lado:
un libro, una palabra, una sonrisa.
Un beso en cada párpado a veces funciona.
En ambos viajes es necesario desprenderse
y no es fácil soltar el propio infierno, los tan amados demonios.
“Esperad toda pérdida los que entréis aquí”.
Metamorfeosis.
Vigilia sin Virgilio:
entre estos garabatos es difícil ver quién es quién
y encontrar la cuadratura de los nueve círculos.
Escribo, al menos, que inicia otra travesía.
Tú traviesa, yo todo extraño.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s