Monterrosianos versus kafkianos

800_image1

Frente al pelotón de fusilamiento recordé esa mañana
cuando el dinosaurio seguía ahí, viéndome convertido en un horroso insecto.
Tito K. García

El monstruo siempre renace tras la última escena.
[si despiertas, puedes ver o ser el monstruo]

El error estriba en que la que supones es la última escena
es apenas un respiro tras bambalinas.

El monstruo sabe de lo importante del ritmo, de la respiración.
El monstruo es un poeta sin dirección de escena. Es del método.
Sonríe. Ataca.

[aplaude antes de que sea tarde]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s