Visión de los cinco corazones – Rodolfo Häsler

A Piedad Bonnett, leyendo en el convento
de San Agustín, Barcelona

ebano-158x250Abres el libro, corazón primero, su sentido,
su destino terrible te convierte en lectora
que se eleva, esperando el desenlace de un viaje,
el sentido mágico del viaje. Corazón segundo,
así te escucho, reina de la baraja,
te arremolinas en la arena del claustro,
cuando el fuego prende los designios del póquer,
que destaca la suerte. El pensamiento es un cuenco,
corazón tercero donde bebes la roja savia
nutricia para calmarte, el suave jugo de la vida
que mancha los dedos como vino de granadas
sobre la hoja cortante. Corazón, va por el cuatro,
andas por las aceras de una ciudad sin paredes
y si el ritmo se quiebra no habrá dónde echar el ancla.
Sólo al declamar, buscando la supervivencia,
al escucharte me despierto tantas veces
frente al gesto desesperado del ciervo de papel.
Junta las manos en la humedad del claustro,
el color presentido de la noche es el sentimiento,
es la invitación a entrar y palpar el fruto abierto,
quinto corazón oculto en una almendra,
el poema futuro que cierra la noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s