Peluseando

1. Estudios recientes de antiguos documentos develan secretos capaces de desvelarnos mucho: todos somos antediluvianos.

2. Todo lo escrito sobre el diluvio universal ha sido un mero presentimiento, me dice Gilgamesh.

3. Está en las Relavaciones, me dice San Juan. Nadie las ha leído con atención, añade mientras en una esquina corre a limpiar un parabrisas lleno de lodo.

4. Por ahora suena sí, sí, sí… El diluvio se evitaría si alguien supiera todas las onomatopeyas de la lluvia.

5. El frío y el dolor de cabeza. Tomar té hace dormir. Tomarte hace soñar. Llueva o no. Deberías estar aquí.

6. “No desearás la mujer de tu prójimo”, escribió Noé en el arca en letras de oro.

7. El arca de no one. Singin´ in the brain.

8. Una especie rara de borregos se extinguió en el arca. A todos les pareció blasfemo que el borrego adorara tanto a la borrega y viceversa.

9. Si acaso amaina, si acaso escampa, no la extrañes. Usa la tecnología.

10. El problema es que después de la lluvia se sueltan las sirenas, que buscan por la ciudad a los que se mojan sin humedecerse.

11. Una estampida de gotas alarga distancias y ahonda los baches.

12. Como con el drenaje de esta pobre ciudad, la lluvia hace brotar lo que no debería salir a la superficie (no es que la lluvia me ponga cursi, es que no me deja salir).

13. La lluvia revela nuestras goteras, la acumulación de humores.

14. Cada una es un espejo mínimo, insensible. Y cada gota hace su propio eco.

15.

escritorio10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s