insomnio

Matehuala, a la orilla de la carretera, la fresca sensación de lejanía, desconección. Duelo en el desierto. Nada. Afuera del cuarto se oye un ratón, dice algo pero no lo entiendo. Ni él a mí. Nadie. Todo en vano, no hallo cómo escribir. No me hallo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s