locura (2)

tiresias-3

Duermo para morir un poco y así acudir, frente a frente, aunque él no me vea, ante el amor, ese vidente ciego que dicen sabe mucho del futuro. Él, ciego, yo cierro los ojos. Todo es posible. Más que sus respuestas crípticas el tono de su voz suele tranquilizarme, me inspira aunque no sea verdad lo que dice, aunque deba acudir al infierno para hablar con él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s