Babel

1
En la torre de Babel instalaron una orquesta en cada piso, traídas desde todos los rincones del mundo. Todas sincronizadas, al mismo vaivén de una alabanza universal, encantadora, monótona. En el momento del castigo Dios hizo que se extraviaran las notas, surgieron nuevos ritmos, tesituras. Aquí rock, allá jazz, en otro piso cumbia… Nadie entendía nada pero todos bailábamos, cada quien a su ritmo.

2
¿Por qué se me ocurrió venir justo hoy a la torre? ¿Por qué se me ocurrió que Babel era el mejor lugar para decirle lo que siento? Quería decirle tan sólo que la amo.

3
Eso sí, todos los escritores siguieron escribiendo el mismo libro. En varios idiomas pero el mismo libro. In xochitl in cuicatl, a cientos de manos, en incontables pisos. Basados en el cielo de otros. Algunos adverbios terminaron en mente, y cambiaron tristemind. Intercambiaron e inventaron etimologías. Algunos empezaron a borrar y a citar otros lenguajes. Por primera vez se fijaron en la mirada de los otros. Nació la poesía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s