Invitaciones

1) Este año (30 de octubre, 1 y 2 de noviembre) quiero actualizar el blog “Muerte y arte en San Luis Potosí (y, obvio, más allá)“, por lo cual estoy hago una invitación abierta a colaborar. La idea es publicar diversos géneros, como cuento, ensayo, crónica, poesía, foto, video, etc., que se recibirán hasta el 30 de octubre.

2) Están abiertas las inscripciones para un curso-taller sobre literatura fantástica y de terror que daré a propósito del día del muertos, los días miércoles 26 y lunes 31 de octubre, de 4 a 7 pm en Fernando Rosas 192, casi esq. con Calzada de Guadalupe. Costo: $150.00, incluye material de lectura (pdfs), café y pan de muerto. Cupo limitado, confirmaciones por correo electrónico (debajodelagua@gmail.com). En noviembre habrá un curso corto (igual, seis a ocho horas) sobre novela de la Revolución Mexicana, quizá en la semana previa al día 20.

3) El jueves 27 de octubre participaré en la mesa de diálogo “Cuerpos que danzan, diálogos interdisciplinares”, en el lobby del Centro de las Artes, junto con los estimados colegas Martha Aguilar, Samuel Hernández y Carlos Tapia. Esta actividad forma parte del festival de danza Jueves en Movimiento, de la UASLP. Entrada libre.

4) Los invito a leer mi columna de esta semana en Pulso: “Tres funerales y un premio“. Y ojalá la lean cada domingo.

5) Los invito a ver la página de mi marca registrada Corazón Todito, que busca promocionar riquezas y arte de San Luis Potosí. (Busco socios.) https://corazontodito.blogspot.mx.

6) Para quienes viven o visitan la Ciudad de México, el viernes 28 de octubre se presenta la revista Esquizia. Revista de psicoanálisis filosofía y ciencias sociales en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, como parte del Cuarto Coloquio de Investigadores en Psicoanálisis de la Ciudad de México. Habrá también venta de algunos nuevos productos de Corazón Todito.

Seguiremos informando.

El alma es sólo lo que vemos cuando suena la música – Vicente Valero

El alma es sólo lo que vemos cuando suena la música,
cuando todo da vueltas a nuestro alrededor, mientras bailamos
y todavía tenemos la noche por delante: toda para nosotros
solamente. Entonces el alma es sólo eso muchas veces,
podemos verla en cada movimiento.

Un paso más allá y el baile empieza una y otra vez,
y nuestros cuerpos se mueven a la espera, se mueven sin parar,
porque el aire más nuevo los envuelve y sabemos por él
que hoy tenemos aún la noche por delante. Entonces el alma
es sólo lo que esperan los cuerpos todavía.

Cuando suena la música y todo da vueltas sin parar
a nuestro alrededor, mientras bailamos,
el alma puede verse sin descanso, y no es la música ni el baile:
es sólo lo que entregan a oscuras nuestros cuerpos
a la música y al baile, muchas veces.

Un paso más allá y el aire será nuestro para siempre,
el aire que buscaba en tu cuerpo y el mío
toda una noche por delante. Entonces el alma será sólo
este saber la música del baile, este haber visto
en cada movimiento una salida.

El alma es sólo lo que vemos cuando suena la música,
cuando estamos a punto de empezar sin descanso
toda una noche por delante, mientras todo da vueltas
y más vueltas, muchas veces, y nuestros cuerpos
dicen que sí y a oscuras a otro baile.

oír a un pintor…

o leer a una bailarina.
Musicalizar una mirada, una risa,
tus silencios que me acompañan en mis insomnios:
detener el tiempo o acelerarlo. Imaginar.

No sólo imaginar, llevarlo a la práctica. No basta la idea cuando se puede crear o, peor, cuando se tiene la necesidad de crear. Es una inquietud, un vicio, una necesidad de completarnos, de dudar de todo y saber que todo es. Una vibración que nos recorre el espinazo. Todo, menos impasibilidad. Todo, menos naturalezas muertas.

Las imágenes de arriba son parte de la obra de José Fors, pintor cubano, que conocí por su música (yo era periodista cultural y su grupo vino a mi tierra allá por el año de gracia de 1993). Se ha dicho que su marca es el dramatismo, su mutación para sobrevivir. Cuentan que después del apocalípsis sólo quedarán algunas obras de arte y las cucarachas, y el drama. Portadas de sus discos, máscaras, obra en exposición, escenografía, vestuarios… letras en papel y en lienzo. Gritos y movimiento. Fors es un creador y no se limita, y eso es agradecible e imitable. Total, como dice en una de sus canciones, ¿qué chingaos…?

Veo pinturas y fotografías, imágenes de alguien que agradezco que exista. Un personaje puede dar cauce a una historia así sea por un solo pasaje. Basta un momento o una mirada.

Cuando vino Ángeles del Infierno a San Luis Potosí le di mis boletos a alguien que ni gracias dijo (ni de eso ni de los libros ni de nada). En fin. Este fin de semana toca ir a ver, oír a Cuca, al Gran Silencio, a Nortec… a crear energía y a imaginar letras entre colores, movimiento con otra actitud, con la alegría de compartir, ¿si no, para qué vivir?

¡Y vivan la pintura y la danza y el rock, cabrones!

Llamadme Museo

Creado para casa de musas, anticuado, algo polvoso. Museo de seda, de será (fue), de aire, palabras inexactas y no muy bien iluminadas. Abierto para todos: esperando visitas que a veces no trasponen el umbral.

Llámame no lugar, conservatorio de ruinas, caja de vestigios, Tú lo dijiste primero: para vivir es necesario un diálogo de inteligencias y sensibilidades, roces, giros, algo de locura.

Abierto para ti: tema y motivo.

Mientras nadie los ve, los arlequines, cubiertos de colores opacos, juegan solitario con las paletas de pintores desconocidos. Las pinceladas y el volúmen están ahí: sonido ambiente enmarcado para enmarcarte.

Me gusta exhibirme, exhibirte: tu mirada, tu movimiento y tus letras son ya obra de la casa, exposición permanente.